Tarta de zanahoria

El otro día tuve el antojo de hacer una tarta de zanahoria. Muy normal, teniendo en cuenta que jamás había comido una.

Primero, no tenía receta. Segundo, al no haber probado una nunca, no había manera humana de saber si la había hecho bien o no. El caso es que bendito seas internet y no sé si así es como tiene que salir una tarta de zanahoria, pero ayer la comimos después de unos dos kilos de boloñesa y nos pareció fantástica. La cosa va así:

TIEMPO DE PREPARACIÓN: Diez minutos.

TIEMPO DE COCINADO: Cada horno es un mundo, pero estará entre 40-50 minutos.

VALORACIÓN: 8/10

INGREDIENTES :

Para la tarta:

  • 130 g de mantequilla.
  • 200 g de azúcar moreno.
  • 1 cucharilla de canela.
  • 1 pelín de nuez moscada.
  • 2 huevos batidos.
  • 2 cucharadas de leche.
  • 170 g de zanahorias ralladas (zanahorias enteras que rallamos nosotros, NO DE BOTE, POR DIOS).
  • 200 g de harina integral.
  • 3 cucharillas de levadura en polvo.

Para la cobertura:

  • 100 g de queso en crema.
  • Azúcar glas al gusto.
  • 2 cucharadas de nata.

Precalentamos el horno a 180 grados. Mezclamos en un bol la mantequilla derretida, la canela, la zanahoria, la nuez moscada, el azúcar y los dos huevos batidos.Ponemos 1 pizca de sal y la levadura. A esto le vamos añadiendo la harina tamizada (con un colador si no hay tamizador) y mezclamos bien. Cuando lo tengamos todo, ponemos dos o tres cucharadas de leche, es para que quede un poco más jugoso. Vertemos en un molde previamente engrasado y al horno. A ver, la cosa es que vayamos revisando para que no se nos queme y hay que tener ojo, porque la mezcla es oscura y no se notará tanto cuando se tueste. El truco de pinchar con un palillo para ver si sale líquido del interior o seco es la clave para saber cuando está. En media hora larga o tres cuartos de hora debería estar, según el horno.

Tendrá que tener una pinta así. Si yo con esta cara de mónguer puedo, es que no es muy difícil.

La cobertura de la tarta no tiene más misterio que mezclar el queso con la nata y el azúcar glas hasta que quedo todo bien ligado. A mí no me gusta especialmente dulce, así que le puse unas dos o tres cucharadas de azúcar.

Se unta “bonito” y le pueden poner tonterías varias encima. Complicadísimo, vamos.

Nota: los moldes de silicona son lo puto mejor, no hay que engrasar y JAMÁS se pega nada.

Anuncios