Berenjenas rellenas

Aprovechando que es temporada .

La berenjena en general me da un poco igual, pero me gusta una cosa mala si es: a) rebozada y frita con salmorejo o miel, o b) rellena y gratinada. Lo primero es mucho más de verano, pero esta época es ideal para comer cualquier cosa horneada con queso.

TIEMPO DE PREPARACIÓN: Unos veinte minutos largos entre asar, sofreír y rellenar.

TIEMPO DE COCINADO: Unos diez minutos en gratinarlas.

VALORACIÓN: 10/10

INGREDIENTES (para rellenar una berenjena, o sea, dos raciones):

  • 1 diente de ajo.
  • 1/2 cebolla.
  • 1 zanahoria hermosa.
  • 1 pimiento verde.
  • 1 hojita de apio (opcional).
  • 1 chorrito de vino o cerveza (opcional).
  • 250-300 gramos de ternera picada.
  • Tomate triturado (la cantidad que se ve en la foto, obviamente no lo pesé).
  • Queso para gratinar (mozzarella, parmesano, el que prefiráis).
  • Sal y pimienta.
  • Aceite de oliva.

Precalentamos el horno a 200ºC.

Abrimos la berenjena por la mitad, le hacemos unos cortes en diagonal, con cuidado de no atravesar la piel por el otro lado; salamos (para que pierdan más agua) y manchamos con un poco de aceite. Metemos al horno unos diez o quince minutos (hasta que tenga la pinta de la derecha de la foto).

Mientras se hace la berenjena, pelamos el ajo y la zanahoria, lavamos el apio y picamos todo: pimiento verde, cebolla, ajo, zanahoria y apio. Sí, nos da tiempo de sobra.

En una sartén con un pelín de aceite sofreímos el ajo y la cebolla un par de minutos y añadimos el pimiento y la zanahoria.

Fuera la berenjena del horno y, con paciencia y un cuchillo, sacamos los trozos, que estarán blanditos y esponjosos. (No hace falta que lo apaguemos, ya que gratinaremos las berenjenas en un ratín). Los picamos para añadir a la sartén.

A toda esta mezcla de verduras le incorporamos la carne picada y el apio y le damos una vuelta con el fuego fuerte, hasta que coja color (unos tres o cuatro minutos). Salpimentamos. Si tenemos, ahora estaría bien añadirle un chorrito de vino blanco o cerveza; dejamos que reduzca (yo tenía manzanilla y salió bastante rico).

Mezclamos esto con el tomate y una pizca de azúcar para quitar la acidez y dejamos que se cocine cinco minutos más.

Rellenamos las berenjenas con esta deliciosa mezcla, intentando no comernos el relleno por el camino.

Cubrimos con el queso. Mucho queso. Gratinamos.

Y MIRAD.

Por cierto, si os sobra relleno, al día siguiente está excelente con unos macarrones y gratinado too.

Anuncios