Bocadillo de espárragos y rúcula con alioli casero

Bendito sea el ajo.

Se me ocurren pocas cosas mejores que unos espárragos a la plancha con sal gorda, jamón y un alioli casero donde mojar un buen pan. Una de ellas es cogerlo todo y hacerlo bocadillo.

Ya sé que el alioli original es eso, ajo y aceite, y que hacerlo con huevo es sacrilegio, blabla, pero yo no soy una experta y así es como lo hago normalmente para acompañar arroces y cualquier otra cosa que se os ocurra.

TIEMPO DE PREPARACIÓN: Se monta en un minuto.

TIEMPO DE COCINADO: Unos diez minutos en hacer el alioli y los espárragos.

VALORACIÓN: 10/10

INGREDIENTES (para dos pulguitas o minibaguettes):

  • 2 lonchas de jamón serrano.
  • 2 lonchas de queso. Yo usé maasdam.
  • 4 espárragos verdes de buen diámetro.
  • 1 puñado de rúcola limpia.
  • 1 huevo.
  • 1/2 diente de ajo.
  • 2 pulgas, baguette o el pan que prefiramos.
  • Sal.
  • Aceite de oliva.

Cortamos la parte más dura de la base de los espárragos y ponemos una olla con agua a hervir. Mientras tanto, vamos preparando EL ALIOLI.

En el vaso de la batidora cascamos el huevo, ponemos una pizca de sal y el medio diente de ajo sin el germen. Así:

Con calma y un poco de maña (siempre es más fácil si alguien nos ayuda), vamos batiendo esa mezcla, moviendo la batidora de arriba a abajo mientras vertemos en el vaso un hilo de aceite de de forma continua. Es un poco difícil de explicar, pero imagino que todo el mundo ha visto a su madre hacer mayonesa. La cosa es que al batir, el aceite emulsiona con el huevo y hace que vaya cogiendo consistencia hasta tener una fantástica salsa densa. No tengáis miedo de ir añadiendo aceite, es normal que al principio parezca un líquido amarillento con pinta dudosa, pero si seguís añadiendo aceite poco a poco, veréis que coge cuerpo.

A estas alturas, el agua de la olla debería estar hirviendo. Ahora vamos a blanquear los espárragos para luego hacerlos a la plancha. ¿Y qué es blanquear? Pues aquí lo tenéis explicado maravillosamente y con unos dibujitos muy monos.

Cocemos los espárragos en el agua unos cuatro minutos, los escurrimos y los metemos en agua helada para cortar la cocción y que se queden en su punto.

En una sartén con un pelín de aceite, salteamos los espárragos a fuego fuerte con un poco de sal gorda. Apartamos.

Ahora vamos a montar esta maravilla de bocata.

Untamos el alioli en el pan. Ponemos rúcola, jamón, los espárragos y el queso.

TACHÁN:

Anuncios