Sopa de espinacas, yogur y ajo asado

Creo que no me acuerdo de cómo iba esto.

Desde FEBRERO, nada menos, llevo sin actualizar el blog. Básicamente porque por medio ha habido un “ascenso”, una mudanza, 150 cajas, tres o cuatro festivales, un drama personal, mil dramas del primer mundo, mucha pereza, pocas ganas de cocinar,  un horno nuevo al que todavía no me he hecho y broza sin interés alguno. Anyway, aquí está la receta de la sopa que cené ayer, petición de Iconi. Disculpad la foto, pero todavía estoy intentando encontrar un lugar de mi casa con luz decente y sin sombras para hacer fotos medianamente pasables.

A lo que iba, esta sopa es únicamente para amantes de las espinacas ya que se añaden en crudo y son un 90% de la receta. Ni se os ocurra hacerla con espinacas congeladas, por dios.

la foto

TIEMPO DE PREPARACIÓN: Depende de si las espinacas hay que lavarlas o no. Unos quince minutos.

TIEMPO DE COCINADO: Media hora larga.

VALORACIÓN: Decente

INGREDIENTES (para dos raciones de alguien con un saque como el mío):

 

  • 1 cabeza de ajos.
  • 1 cebolleta o 1/2 cebolla hermosa.
  • 1 y 1/2 vaso (de estos de Duralex, de unos 250 ml) de caldo de pollo.
  • 2 yogures naturales, si son griegos o cremosos mejor.
  • 6 vasos apretados de espinacas, a ser posibles baby y fresquísimas.
  • Unas hojas de albahaca.
  • Aceite.
  • Sal y pimienta.

Precalentamos el horno a unos 180 ºC. Ponemos los ajos enteros en un trozo de papel Albal, les echamos un chorrito de aceite y sal y cerramos el albal. Los ponemos a asar unos veinte minutos o, según el horno, hasta que estén blanditos. Sacamos y pelamos.

Mientras, en un cazo sofreímos la cebolleta unos tres o cuatro minutos, hasta que esté transparente. Añadimos el caldo, lo llevamos a hervir y luego lo tenemos a fuego lento unos cinco minutos. Dejamos enfriar.

En un recipiente grande y con la batidora, trituramos el caldo con la mitad de las espinacas (lavadas o sin lavar, si salen de un bolsa) y un yogur y medio. Cuando esté bien pasado, incorporamos el resto de las espinacas, la albahaca y unas dos cucharadas de los ajos asados. Salamos.

Mezclamos el medio yogur restante con un par de los ajos que hemos asado picados muy menudos y servimos la sopa con esto y un poquito de pimienta.

 

Anuncios